Los líderes actuales enfrentan cada vez más cambios e incertidumbres que los llevan a desarrollar nuevas habilidades. El avance de la tecnología, las amenazas de recesión o el contexto político en general, se han vuelto elementos recurrentes en un contexto cambiante al cual deben adaptarse.

Si tu objetivo es mantener encaminada tu organización dentro de circunstancias de alta incertidumbre, como las actuales, requieres de tres habilidades organizativas críticas que te ayudarán a potenciar tu empresa dentro de un periodo inestable. Ellas son: enfoque, agilidad y autoevaluación.  

1. Enfócate en las oportunidades que te convienen

Durante etapas de incertidumbre económica se pueden generar muchas oportunidades de negocio, pero sólo podrán identificarse si se mantiene el foco en las prioridades del negocio.

Recuerda mantener la calma para decidir cuáles de esas oportunidades se pueden tomar y cuáles dejar pasar. No todas las oportunidades de negocio son buenas para tu organización ya que puedes invertir recursos y talentos en algo que confunda a tus clientes y a tu marca, alejándote del core de tu negocio.

Recuerda que no importa cuán tentadora suene la oportunidad de negocio. Esta debe superar los filtros que te ayuden a discernir si está acorde con los lineamientos y el core de tu empresa. Si la respuesta es negativa es mejor dejar pasar esa "oportunidad".

Crear una visión clara para su empresa y mantener el foco en ella, sienta las bases para todos los aspectos del negocio. Desde una decisión estratégica hasta las reuniones del día a día con tus clientes, todas las acciones están guiadas por la misión. Recuerda que la expansión de las empresas depende de las decisiones de sus líderes y un líder enfocado en lo importante sabrá tomar mejores decisiones.

En lugar de intentar abarcar "oportunidades de negocio" que pueden alejarte de tus objetivos, busca agilizar los procesos que ya tienes en tu organización, esto te brindará espacio y recursos para conseguir negocios que sí sean trascendentales para tu empresa

La correcta toma de decisiones depende mucho de la calidad de la información que recopilemos. Para analizarla y sacar el mayor provecho, debes recurrir a tu experiencia. ¿Pero qué sucede cuando los retos son nuevos? Entonces, lo óptimo es buscar reunirte con otros CEOs cuya experiencia en otros rubros te ayuden a identificar cuáles son las oportunidades más rentables.

3-habilidades-organizativas-que-te-ayudaran-a-potenciar-tu-empresa

2. Agiliza tus procesos para avanzar mejor

No podemos permitir que la rutina se instale en nuestro proceso de toma de decisiones. Puesto que se genera una especie de inercia que va en contra de asumir los cambios, y limita la innovación.

Si bien, un líder puede no conocer con certeza todas las nuevas situaciones que vivirá su organización, esto no tiene por qué adormecer sus reflejos. El CEO debe mantener su capacidad de respuesta flexible ante situaciones imprevistas. Mantener un estado ágil, contrario a los procesos rutinarios.

La agilidad en un líder demuestra su capacidad para detectar oportunidades de mejora y hacer frente a acontecimientos imprevistos.

Sin embargo, liderar en un estado cambiante no significa descartar la planificación. Es necesario contar con diferentes planes para afrontar escenarios con cambios imprevistos.

Las empresas, muchas veces, requieren cambiar las reglas. Lograr llegar primero cuando las necesidades de los clientes hayan cambiado será su diferencial. Pero para alcanzar ese objetivo, debes invitar a tus clientes a participar en el desarrollo de tus productos o servicios, y formar equipos multidisciplinarios que sean rápidos y flexibles. Eso también es agilidad.

3. Autoevalúa tu liderazgo y el desempeño de tu organización

Hay una serie de cuestionamientos y evaluaciones que todo líder debe hacer, tanto a sí mismo como a su organización para lograr autoconocimiento y, por lo tanto, crecimiento. Empieza tu proceso de autoevaluación respondiendo honestamente estas preguntas.

Como líder:

  • ¿Eres consciente de las suposiciones o prejuicios que tienes acerca de tus clientes y tu organización?
  • ¿Te encuentras abierto a nuevas perspectivas frente a un escenario cambiante?
  • ¿Cuentas con un grupo de apoyo de líderes pares en pro de entender la complejidad del mercado desde diferentes puntos de vista?
  • ¿Realizas un seguimiento periódico del porcentaje de tiempo que inviertes en adquirir o ejecutar tus habilidades organizacionales?

Como organización:

  • ¿Cuál es el proceso de implementación de decisiones?
  • ¿Cuál es la fuente de obtención de datos y cuál es la frecuencia de verificación de su validez?
  • ¿Si los planes de la organización cambian, cómo mejora la rapidez de respuesta?
  • ¿El equipo de trabajo se encuentra abierto a nuevas ideas y formas de trabajo o presenta resistencia al cambio?

Cuando se trata de alcanzar el éxito hoy, debes trabajar para desarrollar habilidades críticas que te permitan ser el líder que necesita tu compañía.  Enfocarte, ser ágil y autoevaluarte, te ayudará a afrontar de manera eficaz situaciones complejas y cambiantes. Así mejorarás tu posición como líder en favor de tu organización.

Vistage-one-to-one

También te puede interesar:

Deja tu comentario aquí