Durante nuestra vida profesional, trabajamos en pro de ser innovadores, desarrollar estrategias únicas para nuestra toma de decisiones y trascender en nuestras organizaciones a través de un liderazgo que motive a los colaboradores. Sin embargo, muchas veces descuidamos la esencia de una comunicación efectiva que conduzca al éxito: la inteligencia conversacional o C-IQ.

Para profundizar en el concepto de inteligencia conversacional y cómo puede influir en nuestros equipos de trabajo, es importante conocer las tres características de una conversación:

La conversación transformativa

Las conversaciones tienen la capacidad de influir, a nivel fisiológico, sobre el cerebro de quienes participan. Los neurotransmisores y las hormonas que se producen durante la conversación, estimulan el sistema nervioso en un despliegue bioquímico.  A través de la inteligencia conversacional, aplicada de manera adecuada, podemos estimular el liderazgo en nuestros equipos de trabajo.

La conversación expresiva

Mantener una comunicación asertiva puede significar el éxito en las relaciones laborales. Pero la comunicación no son solo palabras, es también la transmisión de sentimientos y deseos que pueden o no influir sobre los demás. Expresar es más efectivo que sólo decir.

La conversación permanente

Debemos entender la importancia de elegir las palabras adecuadas para transmitir un mensaje. Lleva poco tiempo decir una frase pero, dependiendo de su contenido, el impacto en el interlocutor puede ser permanente. Tómalo en cuenta antes de emitir juicios en tu conversación.

Ahora que conocemos las características comunes de una conversación, tenemos que entender que existen niveles de conversación que las hacen unas diferentes de otras. En el libro “Conversational intelligence”, Judith E. Glaser segmenta la comunicación en tres niveles:

Nivel 1: Intercambio de palabras con el fin de realizar una transacción o compartir información.

Nivel 2: Conversaciones que involucran una postura o carga emocional, buscando influir sobre la percepción de los demás.

Nivel 3: En este espacio conversacional se busca co-crear y encontrar un punto de vista compartido.

En neurociencia, este espacio de tercer nivel se define en la corteza prefrontal y es activado cuando se logra un nivel de confianza hacia el interlocutor. Este nivel permite compartir y descubrir soluciones en conjunto. También permite una apertura para un pensamiento innovador aceptando, adoptando y aportando insights relevantes a la perspectiva de los demás. Este es el nivel comunicacional con el cual trabajamos en Vistage.

Cuando se trata de inteligencia conversacional, es importante mantener una mente abierta, recuerda que no siempre vamos a tener la razón. Existen casos de líderes que, en busca de mantener su punto de vista, el cual consideran inmejorable, dejan de prestar atención a otras opiniones. Esta posición, muchas veces, logra que los demás sientan temor de dialogar y comprometerse en una visión conjunta, por miedo a generar conflictos.

Dentro de las relaciones conversacionales también existen rituales y tabúes. En el primer caso se fomenta el compromiso y se transfiere las normas que mantienen a los equipos unidos. En el segundo caso existen temas que se vuelven “intocables”. Se siente temor de comunicar un punto de vista por temor a crear un conflicto o exponerse a quedar en ridículo.

Es importante desarrollar en las organizaciones una cultura de confianza que promuevan los rituales conversacionales, esto nos llevará a ejecutar las acciones en consenso, llevándonos al éxito.

descubre-el-poder-de-una-conversacion-en-el-liderazgo

La Inteligencia conversacional requiere desarrollar ciertas habilidades, así podrás pasar de nivel con una base sólida de confianza. Las habilidades fundamentales son:

  1. Mantén una escucha activa.
  2. Realiza preguntas sobre los puntos en los que no se tiene respuesta.
  3. Desarrolla la confianza.
  4. Mantén una agilidad conversacional.
  5.  Trasládate al interior de lo que tu interlocutor o interlocutores están viendo, sintiendo o intentado decir.

Una vez que des el primer paso para llegar al nivel 3 en comunicación conversacional, desarrollando las habilidades esenciales, verás el efecto transformador que estas habilidades tendrán en tu liderazgo, en la cultura organizacional y en tu marca. El C-IQ ayuda a los líderes a deconstruir, describir y transformar sus organizaciones hacia la búsqueda de un éxito en conjunto.

Vistage-one-to-one

También te puede interesar:

Deja tu comentario aquí