La imagen que proyectan los CEO’s o Gerentes Generales usualmente es la de profesionales exitosos que pueden cumplir todas sus tareas sin equivocarse, llevando su negocio al próximo nivel. Se les reconoce públicamente por su liderazgo y múltiples habilidades, pero estas características usualmente esconden un gran desafío interno: la soledad que implica ser el jefe.

La frase “se está solo en la cima, pero la vista es espectacular” refleja las contradicciones propias de un cargo en el que todas las decisiones cruciales están en tus manos, pero hay un precio que pagar. Por una parte, recibes recompensas monetarias, de estatus y ves materializados tus objetivos profesionales desde lo más alto de la cadena empresarial, pero, por otro lado, estás profundamente solo.

Despertarse a las 4 de la madrugada sintiendo ansiedad, justo el día antes de tomar una gran decisión que puede afectar a toda la compañía, no es poco común entre gerentes con un fuerte peso sobre sus espaldas.

De hecho “la soledad del jefe” es una condición real y estudiada. De acuerdo con Harvard Business Review, el 61% de los CEO´s han expresado tener una sensación recurrente de soledad en el puesto. Piénsalo, ¿cuándo fue la última vez que fuiste al cumpleaños de un compañero de trabajo? ¿Tienes pares al mismo nivel gerencial con quien compartir información confidencial para tomar una decisión difícil? ¿Compartes con tu pareja los problemas del trabajo?

la-soledad-de-los-jefes-como-lidar-con-el-aislamiento-del-ceo

Las razones del aislamiento de los CEO’s

Una de las razones de la soledad en las altas gerencias es que los rangos medios están más dispuestos a darte siempre la razón o a decirte lo que quieres escuchar. Por razones culturales, es natural para los colaboradores mantener ocultas sus opiniones más honestas porque temen herir susceptibilidades o, peor aún, sienten que no serán escuchados. Son los famosos “yes-sayers” y no, no te están haciendo un favor.

Las barreras entre los colaboradores y los líderes de equipo pueden ser sociales, económicas y hasta físicas. El aislamiento del CEO empieza en la oficina cerrada en la que trabaja, con agendas celosamente controladas por sus asistentes y reuniones de alto nivel donde se toman las decisiones más importantes. 

Las señales están en todas partes, incluso en la información que manejas: ¿tus gerentes te entregan data dura o informes ya trabajados? ¿Sabes realmente cuáles son las condiciones de trabajo de los cargos base? ¿Desde cuándo no conversas con un colaborador sin que su jefe inmediato esté presente?

Además, está la incomodidad que experimentan los colaboradores de socializar con sus jefes. A medida que un gerente asciende en la pirámide empresarial pierde compañeros de trabajo con quienes compartir socialmente. Además, las demandas propias de un cargo como el de CEO imponen rutinas que pocas veces son fáciles de combinar con otras actividades. Esto solo incrementa la sensación de soledad del jefe.  

la-soledad-de-los-jefes-como-lidar-con-el-aislamiento-del-ceo (1)

¿Cómo lidiar con la soledad en el cargo?

Además de ser frecuente entre la mayoría de los Gerentes Generales y CEO´s, la soledad del cargo es inevitable. De hecho, no es algo que puedas combatir ni eliminar porque al final del día las decisiones difíciles seguirán siendo tuyas, pero sí puedes aprender a lidiar con la sensación. Después de todo, no es lo mismo estar solo en el cargo que sentirse “solitario” en él. Estas recomendaciones pueden ayudarte.

1. Identifica el problema

Darte cuenta de que la soledad te está afectando es el primer paso. ¿Tus colaboradores te muestran opiniones distintas a las tuyas o sólo te dicen lo que quieres oír? ¿Puedes evaluar tus ideas en ambientes seguros o sientes temor de compartir información sensible con tus equipos? ¿Tomas decisiones con una asesoría de pares o sin ningún apoyo?

Si en efecto vives en una burbuja que te está aislando de tu organización, creándote ansiedad por estar solo, te toca romperla. Una buena manera de empezar es aceptando que eres falible. A pesar de su preparación y trabajo duro, los CEO’s son seres humanos que cometen errores, tienen dudas, miedos e inseguridades, las cuales tienden a ser más grandes mientras hay más en juego. También tienen sesgos y puntos ciegos que pueden jugar en su contra al momento de tomar las decisiones importantes.

la-soledad-de-los-jefes-como-lidar-con-el-aislamiento-del-ceo (3)

2. Toma acciones pequeñas

El primer paso para romper la burbuja del aislamiento es hacer un ajuste en tus rutinas para acercarte más a los colaboradores. Elige trabajar un día fuera de las paredes de tu oficina o tener sesiones uno a uno con trabajadores clave, con el fin de empezar a recibir información menos filtrada que la que te entregan tus gerentes. Implementar sesiones de feedback constantes como una política de la organización también es una buena idea.

3. Involúcrate con un grupo de pares

Aunque estos cambios pueden empezar a marcar una diferencia, el entendimiento completo de la labor de un CEO solo puede venir de sus pares: otros CEO’s. A medida que los negocios se hacen más complejos y las decisiones críticas implican enormes riesgos, contar con un grupo de líderes que enfrentan los mismos desafíos, puede marcar una enorme diferencia en la calidad de tus decisiones y resultados.

En Vistage, por ejemplo, formamos grupos pequeños de empresarios y ejecutivos de alto nivel que se reúnen una vez al mes para compartir sus experiencias, desafíos estratégicos y operativos, para aportar distintas perspectivas a los problemas que se traen a la mesa, todos relacionados con las decisiones que se toman en la jefatura más alta.

Tener un espacio seguro y neutral dónde exponer esos problemas que no puedes hablar con nadie más, sintiéndote libre de compartir información sensible por la confianza que hay entre pares, es un punto clave. En un grupo de iguales es más fácil escuchar los consejos con la seguridad de que están hablando desde la experiencia como jefes y nadie va a dejar de decirte lo que realmente piensa. Sí, es más solitario en la cima, pero no tiene por qué ser serlo.
Vistage-one-to-one

También te puede interesar:

Deja tu comentario aquí