Las empresas gastan miles de dólares en reclutamiento, sin medir el impacto que esto les genera. La contratación es una de las principales preocupaciones de los CEOs y puede significar una gran amenaza para tu negocio si no la ejecutas correctamente. Contratar a la persona incorrecta también es una manera de perder dinero.

Para competir en el mercado de los empleadores, es necesario cambiar la forma en la que se reclutan y retienen a los colaboradores. En la actualidad, no es suficiente publicar un anuncio y esperar que el interesado tome la iniciativa.

Algo muy común en las compañías, es contratar solo a candidatos externos en lugar de mirar internamente. Esto es un error. Muchas empresas piensan que contratando a personal externo bien calificado se ahorrarán costos de capacitación. 

Sin embargo, un colaborador que no esté adaptado a la cultura corporativa puede resultar, a la larga, más costoso que un colaborador a quien puedas entrenar para ascender. 

Entonces, ¿cómo debería ser la contratación? De acuerdo con el Harvard Business Review, estos son los cinco consejos que necesitas seguir para renovar el proceso de selección del equipo de trabajo en tu organización y hacerlo más efectivo:

1. Evita los avisos de empleos “fantasma”

Un error frecuente es publicar avisos de empleo sin control y dejarlos en la red mucho tiempo, incluso después de que han expirado. Esta no es una buena práctica, además, no es ético mentir a los candidatos con anuncios que ya no están disponibles.

Cada proceso de selección es único. Te recomendamos evitar la publicación de trabajos que no existen.Tips-para-seleccionar-al-mejor-equipo-de-trabajo-2

2. Promueve trabajos con requerimientos claros y realistas

Muchas empresas confían sus procesos de reclutamiento a softwares que buscan candidatos a través de palabras claves. Sin embargo, este proceso siempre debe estar respaldado por un especialista en Recursos Humanos, para garantizar que los requerimientos de los trabajos sean realistas y atraigan a los candidatos correctos.

Asimismo, es importante que los anuncios tengan una redacción convincente para crear entusiasmo de trabajar en tu organización. Si bien, los anuncios deben ser realistas, también deben alentar a candidatos visionarios.

3. Reconsidera tu enfoque en los candidatos pasivos

Actualmente, las personas que cambian de empleo no son necesariamente las que están buscándolo. Hay quienes recibieron una buena oferta y decidieron cambiar de trabajo, estos son los candidatos pasivos. 

Hay que tener cuidado con invertir demasiado presupuesto en la búsqueda de postulantes pasivos. Según una investigación de Gerry Crispin y Chris Hoyt, de CareerXroads, solo el 11% de estos candidatos son seleccionados.

En los procesos de postulación, los candidatos pueden venir de muchos lugares: recomendaciones, empleados internos, redes sociales, entre otras fuentes. Hay mucho que considerar según las necesidades de tu empresa.

Las contrataciones internas deben formar parte de la cultura de la organización. De hecho, los valores de la empresa son un excelente marco referencial para hacer filtros de personas. Lo importante no es de dónde vengan, sino que sean los mejores para el puesto.

Una vez que contrates al candidato ideal, asegúrate de que tenga a la mano mecanismos para integrarse al equipo, y que sepa cuán importante es para el éxito de la compañía.

4. Persuade a menos personas para postular

Los candidatos que participen del reclutamiento, deben cumplir con ciertos requerimientos. Pero más allá de la cantidad de postulantes, es importante la calidad. 

Desafortunadamente, uno de los esfuerzos para hacer más rápido y barato el proceso de selección es reunir a muchos postulantes en un embudo y filtrar.

¿Qué te parece ir en otra dirección más efectiva? Esta sería crear un grupo pequeño de candidatos pero mejor calificados para mejorar el rendimiento. ¿Por qué? La razón es que cada candidato cuesta dinero, más ahora que muchos abandonan el proceso de selección a la mitad. 

Un buen proceso de reclutamiento es clave para disminuir los costos. Siempre será mejor dejar ir a los candidatos que no encajan, que atascar a muchos postulantes en un embudo de selección. Finalmente, te quedarás con lo mejor.

5. Renueva tu proceso de entrevistas

En las entrevistas a los postulantes puedes descubrir si encajan o no con la cultura de la organización. Para esto es necesario que la empresa conozca y entienda sus valores.

En las entrevistas es donde se presenta el principal sesgo del proceso de selección. Por eso es importante que sean realizadas por alguien con experiencia. Permitir que lo haga un principiante es una receta para las malas contrataciones.

Tips-para-seleccionar-al-mejor-equipo-de-trabajo-3Finalmente, no se puede mejorar el proceso de selección de personal sin saber si los candidatos ya seleccionados se convierten o no en buenos colaboradores. Así que te invitamos a medir cuáles empleados son los mejores y cuál fue el proceso que usó tu compañía en su reclutamiento.

Examina si las prácticas de tu empresa dan como resultado las mejores contrataciones. Sabemos que el proceso de medición puede ser complicado, pero siempre es necesario.

Las organizaciones que son capaces de verificar sus prácticas son las que más rápido se acercan a las contrataciones de calidad. ¿Qué te parece escuchar la opinión de otros líderes sobre sus procesos de selección? En Vistage lo hacemos y te invitamos a ser parte.

Vistage-one-to-one-email

También te puede interesar:

Deja tu comentario aquí